Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar

Manteca karité refinada

La manteca de Karité es obtenido del hueso o almendra de la semilla del karité (Butyrospermum parkii), árbol que crece principalmente en Sudán y el oeste de África (Ghana, Nigeria y Mali).

El contenido en aceite es de un 45%. Debido a su punto de fusión entre los 30 y 40 ºC estamos hablando de una grasa o manteca antes que de un aceite. Siempre se utiliza la grasa refinada de color blanco a gris pálido.

Relación esteárico/oleico de 1:1 para un contenido total de ambos ácidos grasos de un 80%. Presencia de palmítico en un 10%. Más de un 75% de los insaponificables corresponden a alcoholes terpénicos que ayudan a que sea un aceite muy bien tolerado por todo tipo de pieles. Esto hace que sea un aceite polivalente, con propiedades descongestionantes, antiarrugas, desengrasantes y equilibrantes de la piel. Normaliza la epidermis de manera natural restituyendo la elasticidad. Aplicación corporal, facial y capilar.

Productos